MENSAJE DEL PRESIDENTE

Durante más de tres décadas, quienes conformamos y trabajamos en FUSAL hemos atestiguado cómo miles de familias salvadoreñas han sentado las bases para un futuro mejor a través de su participación en nuestros programas sociales. 

Nos sentimos orgullosos del impacto de nuestras intervenciones que, desde sus inicios, han contribuido a solucionar de manera integral y eficiente desafíos como la pobreza y la desnutrición, y a enfrentar la precariedad del sistema público de salud y la deficiencia en la calidad educativa. 

A lo largo de este tiempo, nuestro contacto con las comunidades más vulnerables nos ha dado satisfacciones y aprendizajes. Uno de los más impactantes para nosotros es reconocer la capacidad de resiliencia que demuestran cada día las familias con las que trabajamos. Es su valentía, determinación y laboriosidad, a pesar de la dificultad de las circunstancias, lo que nos inspira a mantener nuestro compromiso para ampliar sus oportunidades de desarrollo. La experiencia nos ha demostrado que invertir en las personas tiene un efecto multiplicador y es la base para alcanzar el progreso social. 

En los Nutripuntos, del Programa Primera Infancia, es para nosotros motivo de alegría conocer a madres y padres que ahora practican hábitos de crianza basados en el afecto y el refuerzo positivo, además de incorporar nuevas prácticas de educación temprana y alimentación. 

A través de nuestro Programa de Ayuda Humanitaria, también hemos conocido historias de superación y esfuerzo: madres que luchan por conseguir un medicamento indispensable para la salud
de sus hijos; hombres y mujeres deseosos por alcanzar independencia y movilidad mediante el acceso a una silla de ruedas; comunidades enteras que sueñan con mejorar su bienestar a través de herramientas de trabajo que les faciliten desarrollar actividades productivas. 

La determinación que percibimos en las comunidades salvadoreñas ha permeado nuestra cultura de trabajo. Nos hemos adaptado a una realidad cambiante y a los desafíos que emergen para continuar firmes en nuestro propósito de contribuir a la construcción de una sociedad más próspera, solidaria y en armonía. 

En este camino, nuestros colaboradores y voluntarios han sido un pilar fundamental para nuestra institución. Su espíritu de servicio y compromiso con nuestra misión nos han permitido hacer un trabajo eficaz y desarrollar una mística particular. Por otro lado, la confianza de nuestros aliados, afiliados y amigos nos ha permitido profundizar nuestro impacto. Agradecemos sus generosos aportes que facilitan enormemente nuestro trabajo. 

Estamos convencidos de que El Salvador tiene el potencial para convertirse en un país que procure bienestar a todos sus ciudadanos; es por eso que nuestro compromiso y responsabilidad como sector privado es contribuir a que cada vez más, los salvadoreños, especialmente quienes están en situación de vulnerabilidad, tengan la oportunidad y las herramientas para alcanzar una vida plena.


Ricardo Poma
Presidente FUSAL
FUSAL
Calle Circunvalación, Polígono B, No. 5, Urbanización Industrial
Plan de la Laguna, Antiguo Cuscatlán
La Libertad, El Salvador
PBX: (503) 2241-6900
contacto@fusal.org
chevron-up linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram