Portada 
Noticias
5 julio, 2018

Historia de impacto: Isabel una voluntaria comprometida

Isabel, de Sonsonate, tiene más de 12 años de ser voluntaria en su comunidad y formar parte de nuestro Programa de Primera Infancia. Ella vive junto a su hija de 18 años, Esmeralda, y su niña de 5 años, Reina, fue parte del programa desde que estaba en el vientre de su mamá. Las dificultades económicas para la familia son muchas, pero día a día se esfuerzan para salir adelante. 

Isabel y Reina
Isabel y su hija de 5 años Reinita.

Hace un par de años, Isabel, quien poco tenía de enterarse que el Programa de Primera Infancia estaba trabajando en su comunidad, recibió la visita de Vilma, su vecina, contándole de cómo ella era parte del Nutripunto que el programa desarrollaba mes a mes en su comunidad e invitándola a ser voluntaria. Ella conoció a través de su amiga que el Nutripunto atendía a mujeres embarazadas y niños menores de 5 años, y dado que su hija Esmeralda ya tenía más de 5 años, no podía unirse al programa. Pero eso no detuvo a Isabel: se unió como voluntaria, para brindar su tiempo y dedicación ayudando a su comunidad, y así compartir diferentes experiencias y conocimientos con el equipo de primera infancia, madres y familias. 

Años después, Isabel queda embarazada por segunda vez. El equipo de FUSAL desde el embarazo acompañó y dio seguimiento mensual al desarrollo de Isabel y su bebé, quien recibió mes a mes intervención integral en nutrición, monitoreo de peso y talla, monitoreo de los niveles de hemoglobina, talleres de preparación de alimentos, sesiones de estimulación temprana y tuvo la oportunidad de compartir espacios de conversación sobre temas relacionados con la crianza de su hijos, estilos de vida saludables, hábitos de hgigene personal, entre otros temas relevantes para ella y sus hijos. 

Transformar sus prácticas de crianza y alimentación no fue fácil para Isabel, y por diversas dificultades durante su embarazo, Reinita nació con bajo peso. Al momento de recibir el diagnóstico, generó en Isa preocupación y un alto sentido de responsabilidad, dado que es referente en vigilancia nutricional en su comunidad dentro de su rol como voluntaria del programa. Isabel recordó todo lo aprendido en el Nutripunto, y se comprometió a brindar a su hija una nutrición integral y llevarla mes a mes a los controles en el Nutripunto. Reinita recibió lactancia materna exclusiva los primeros meses de vida, y al iniciar su alimentación sólida FUSAL entregó mes a mes a su madre alimentos ricos en nutrientes para fortalecer la dieta de la familia. 

Isabel decidió darle el mejor regalo a su hija Reinita, el regalo de permitirle desarrollar al máximo su potencial. Isabel nota una diferencia clara en cuanto al desarrollo entre sus dos hijas, pues no pudo darle la misma oportunidad a Esmeralda, pero la decisión que Isabel tomó hace más de 12 años de ser parte de nuestro programa de primera infancia le dio una nueva posibilidad a la familia y a Reinita. Ahora, Reinita es una niña sana, alegre y activa, acude todos los días a la escuela y desarrolla al máximo todas sus capacidades. 

FUSAL
Author

Otras noticias

FUSAL
Calle Circunvalación, Polígono B, No. 5, Urbanización Industrial
Plan de la Laguna, Antiguo Cuscatlán
La Libertad, El Salvador
PBX: (503) 2241-6900
contacto@fusal.org
chevron-upchevron-right linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram