El programa cuenta con tres componentes:

  • Intervención integral en nutrición, se realiza monitoreo de peso y talla en niños menores de 5 años y mujeres embarazadas. 
  • Intervención integral en nutrición, se realiza monitoreo de peso y talla en niños menores de 5 años y mujeres embarazadas. 
  • Talleres de preparación de alimentos, donde los participantes comparten recetas de alto valor nutricional, de bajo costo y fáciles de cocinar con ingredientes que encuentran en su comunidad.
  • Sesiones de estimulación temprana, donde se guía a madres y cuidadoras con ejercicios y actividades adecuados para cada edad que desarrollan las áreas motora, cognitiva, social afectiva, emocional y lenguaje.
  • Círculos familiares, que son espacios de conversación para los participantes sobre temas relacionados con la crianza de sus hijos, estilos de vida saludables, higiene personal, resolución de conflictos, entre otros temas relevantes para el desarrollo comunitario. 

Durante 2017 el equipo técnico de Libras de Amor se capacitó en una metodología de visitas domiciliares integrales que permite trabajar bajo un enfoque de riesgo. En las visitas domiciliares se generan espacios de conversación y reflexión con las familias, para resaltar la importancia del espacio en el cual el niño se desenvuelve, en la construcción de las bases sólidas que marcan su desarrollo y, por lo tanto, su futuro.

  • Escuelas de campo, plataforma de aprendizaje  para  que  las familias desarrollen y gestionen sus propias iniciativas agropecuarias y emprendimientos como: huertos, granjitas criollas, emprendimientos de miel, artesanías con semillas naturales, entre otros. En 2017 se incorporó la técnica de producción en acuaponía; no requiere de grandes extensiones de terreno para cultivar plantas y permite la crianza de peces como tilapias, para incorporar proteína a la alimentación de las familias de la comunidad. 
  • Plaza de venta en Apaneca: se acompañó a las familias emprendedoras a reunirse en ese local comercial para la venta de lo producido en las escuelas de campo para la generación de ingresos.

La intervención del modelo Libras de Amor parte del conocimiento de la comunidad, de sus vivencias, habilidades y dinámica comunitaria. La metodología del programa busca generar momentos de reflexión sobre los conocimientos, las prácticas familiares y actitudes que lleven a cambios sostenibles en las prácticas de crianza y estilos de vida saludables.  Este abordaje incluye también el reconocimiento del liderazgo existente y el fomento de alianzas con organizaciones presentes en el área para el trabajo conjunto. 

Se promueve una participación activa para el desarrollo de estrategias que empoderen a las comunidades a través de un proceso reflexivo. Esta transformación recae sobre los voluntarios comunitarios; hombres y mujeres comprometidos quienes darán continuidad a esta evolución de las comunidades una vez el programa ya no opere en sus municipios. Es esta etapa de empoderamiento, al asumir un rol protagónico, a la que se aspira lleguen  todas las comunidades. 

Nuestro sueño es contribuir a la superación de la pobreza a través de iniciativas de impacto que abordan las problemáticas más significativas para la población. Para el año 2018 queremos consolidar, con los voluntarios comunitarios, los aprendizajes y resultados en las comunidades de Apaneca, Ataco, San Julián y Morazán. Esto nos permitirá llegar a otros municipios con indicadores de pobreza altos e impactar así a más familias.