Educación Inicial

La educación inicial tiene como objetivo contribuir al desarrollo integral de las capacidades de un niño desde antes del nacimiento, es por eso que Libras de Amor enfoca su intervención en atender a niños desde su concepción hasta los 5 años, haciendo un especial énfasis en los primeros 1,000 días de vida.

El modelo de Libras de Amor se lleva a cabo en espacios llamados “Nutripuntos”, en donde, a través de una metodologíaparticipativa que reconoce los conocimientos existentes en las personas y en la comunidad, realizamos las siguientes intervenciones:

• Intervención integral en nutrición

• Sesiones de estimulación temprana

• Talleres de preparación de alimentos

• Círculos familiares

                    

Acceso y disponibilidad de alimentos

Para garantizar el desarrollo integral de los niños es importante que reciban los nutrientes necesarios. Es por eso que el programa Libras de Amor no solamente se enfoca en compartir buenas prácticas de alimentación en los Nutripuntos; también comparte con las familias participantes formas de disponer o tener acceso de alimentos variados en sus comunidades que contribuyan a una sana alimentación.

Durante 2016, cont inuamos con el establecimiento de Escuelas de Campo (ECA), que funcionan como una plataforma de aprendizaje en donde los participantes descubren a través de sesiones téoricas y prácticas, nuevas tecnologías agropecuarias o de producción y procesamiento de alimentos; además aprenden sobre la gestión de estos proyectos y cómo comercializar sus productos. 

En el contexto del programa Libras de Amor, consideramos importante que la participación en las Escuelas de Campo no se limite a un perfil específico, ya que el programa es por naturaleza de participación abierta: jóvenes, líderes de comunidades, madres y padres de niños menores de 5 años y otras familias pueden participar siempre y cuando estén comprometidos a cumplir el ciclo de formación. 

La temática en las Escuelas de Campo varía dependiendo del rubro de producción identificado en conjunto con los participantes: huertos, crianza de especies menores, procesamiento de frutas, hortalizas, hierbas aromáticas; elaboración de artesanías, entre otros.

Una nueva tecnología

Durante el 2016 gracias al apoyo de Food for the Poor implementamos 11 Escuelas de Campo, beneficiando a 600 personas. Innovamos la intervención a través de la implementación de Escuelas de Campo de Acuaponía, que es una combinación de la producción de peces (acuicultura) y de plantas sin suelo (hidroponía) dentro de un sistema cerrado, donde los desechos de los peces sirven a las plantas para crecer y las plantas ayudan a mantener niveles adecuados de nutrientes para la cría de peces. 


Esta tecnología permite poder hacer un uso eficiente de los recursos como el agua; además reduce la necesidad de grandes extensiones de terreno para cultivar; generando así disponibilidad de alimentos a las familias y siendo amigables con el medio ambiente.

El reto de la sostenibilidad social

La intervención del modelo de Libras de Amor parte del conocimiento de la persona, de sus vivencias, habilidades y dinámica comunitaria. La metodología busca generar momentos de reflexión sobre los conocimientos, las relaciones familiares y las actitudes con la finalidad de lograr cambios sostenibles y conscientes en las prácticas de crianza y estilos de vida saludables. Este abordaje incluye también el reconocimiento del liderazgo y el fomento de alianzas con organizaciones presentes en el área para el trabajo conjunto. 

Logramos sostenibilidad partiendo del individuo hacia la familia y comunidades, manteniéndolos informados sobre sus fortalezas, oportunidades de desarrollo y sobre los logros que ellos mismos alcanzan como protagonistas. Construimos conocimientos de manera conjunta, partiendo de las experiencias vividas, a través de metodologías participativas con enfoque de aprender haciendo. 

Este proceso de transformación recae sobre los voluntarios comunitarios: hombres y mujeres comprometidos con su comunidad, capacitados constantemente y guiados por el equipo de trabajo de Libras de Amor. Este proceso nos permite que en cada municipio, las comunidades cuenten con “Consejeras Voluntarias Nutricionales y Promotores Agropecuarios Locales (PAL)”, quienes orientan y acompañan a las familias de sus comunidades.

Galería de fotos

TODAS