En El Salvador el 55.5% de la población salvadoreña tiene menos de 30 años. Esto representa una enorme oportunidad para transformar el futuro de El Salvador ya que los jóvenes pueden ser innovadores, creadores y líderes, mas aún si poseen las habilidades, las condiciones de salud y de toma de decisiones, así como opciones reales en la vida, enfatiza el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

La vida de los niños y jóvenes salvadoreños, sin embargo, está marcada por el dolor y por sentimientos de miedo e incertidumbre, producto de una realidad violenta que limita las oportunidades para quienes tienen un futuro por delante.

En FUSAL creemos que podemos transformar esta situación que impide el desarrollo pleno de los jóvenes, sus familias, sus comunidades y del país entero. Nuestra aspiración es ser un camino de esperanza para que ellos tengan la posibilidad de soñar y disfrutar una vida mejor.

A través de Proyecto País trabajamos con niños y jóvenes de 6 a 18 años, padres y  responsables familiares, así como docentes, con la finalidad de promover cambios positivos en ellos mismos y sus comunidades. Al trabajar en los círculos cercanos creemos que es posible lograr un impacto duradero, ya que cambiando la visión de un joven o de un niño está el potencial de transformar a toda una comunidad.

Nuestro modelo de intervención


Habilidade Sociales

Formar ciudadanos respetuosos y capaces de trabajar en equipo es una tarea que comienza en la infancia a través del desarrollo de las habilidades sociales. La intervención desarrollada por Proyecto País le permite a los niños y jóvenes mediante actividades lúdicas y deportivas aprender a:

  • Construir relaciones sociales y emocionales 
  • Descubrir la importancia de escuchar a los demás
  • Ser empáticos y amistosos
  • Propiciar el diálogo
  • Resolver conflictos de manera asertiva
  • Manejo de emociones
  • Construir relaciones sociales y emocionales 
  • Descubrir la importancia de escuchar a los demás
  • Ser empáticos y amistosos
  • Propiciar el diálogo
  • Resolver conflictos de manera asertiva
  • Manejo de emociones

Oportunidades para la vida 

Una educación de calidad dota a los niños y jóvenes de aprendizajes y herramientas que les permitirán acceder a mejores oportunidades en el futuro. De acuerdo con la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples de 2014, la escolaridad promedio a nivel nacional es de 6.8 grados para los hombres y 6.6 para las mujeres.

Cuando los niños y jóvenes están dotados apropiadamente con información y habilidades son capaces de manejar su vida de manera efectiva y gestionar las circunstancias positivas y negativas de su entorno, lo que les permite convertirse en protagonistas de su propio desarrollo. Proyecto País contempla diferentes tácticas que tienen como finalidad fortalecer la autoestima de los jóvenes, crear confianza entre pares y entre ellos y la comunidad, además de apoyarlos para que se conviertan en ciudadanos responsables. El desarrollo de Plan de Vida es una de las actividades medulares en este componente

Plan de vida: la esperanza de un futuro mejor

Se trata del viaje de autoconocimiento que los jóvenes de noveno grado a bachillerato emprenden para trazar su norte y llegar a su gran tesoro: sus metas y sueños. Todos los participantes forman parte de un taller guiado por facilitadores, en el que completan su cuadernillo de Plan de Vida. La finalidad de esta actividad es que los jóvenes se descubran a sí mismos, fortalezcan su autoestima, identifiquen sus redes de apoyo, tracen su línea de vida, encuentren su vocación y reciban orientación en empleabilidad y emprendedurismo 

Participar en estos talleres representa para muchos jóvenes el camino para descubrir y desarrollar capacidades que les serán de utilidad en la vida adulta y que les permitan convertirse en ciudadanos que transforman su comunidad. 

Galería de fotos

TODAS