MENSAJE DEL PRESIDENTE

En 2019, FUSAL inició una nueva etapa después de pasar por un proceso de transformación estratégica que implicó un análisis profundo de sus líneas de acción. Como resultado, se ha fortalecido en su capacidad para seguir transformando vidas y tiene una ruta de trabajo clara para los próximos años.

En esta nueva etapa, FUSAL ha organizado sus intervenciones alrededor de cuatro áreas en las que tiene experiencia y ha registrado impacto durante 34 años. Ese ejercicio nos ha llevado a enfocar nuestros esfuerzos en la gestión de ayuda humanitaria, calidad educativa, primera infancia, y desarrollo local.

Bajo este esquema de trabajo, en 2019, FUSAL intervino en los 14 departamentos y alcanzó importantes logros. Gracias a la gestión de ayuda humanitaria en alianza con la Salvadoran American Humanitarian Foundation (SAHF), se recibieron donaciones valoradas en $61 millones, principalmente de medicamentos e insumos médicos que permitieron apoyar a 300 beneficiarios, entre los que destacan hospitales de la red nacional de salud, clínicas asistenciales comunitarias y fundaciones aliadas que atienden causas como la prevención y tratamiento del cáncer, hemofilia y la discapacidad.

En el área de calidad educativa, en alianza con donantes nacionales e internacionales, la Fundación contribuyó a la formación de más de cuatro mil docentes en todo el país para reducir la brecha digital e innovar en la enseñanza.
Para profundizar el impacto de la intervención en primera infancia, se hizo una apuesta por las visitas domiciliares para recuperar niños en situación o riesgo de desnutrición, y se logró desarrollar con una mesa de expertos un nuevo modelo enfocado en la prevención en el hogar y el desarrollo balanceado de los niños según su edad. Bajo este modelo se atendieron a más de 3,800 niños y mujeres embarazadas.
En desarrollo local, en alianza con el Centro de Progreso Social en ESEN, se hizo un diagnóstico utilizando el Indice de Progreso Social, que permitió diseñar una intervención de 20 años, en alianza con Neoen, para guiar las inversiones sociales con el fin de mejorar el bienestar y oportunidades de comunidades rurales.

En total, FUSAL logró impactar la vida de más de 37 mil niños y adolescentes que participan en nuestros programas. El compromiso de la Fundación con la población más vulnerable se mantiene firme y es fuente de motivación para seguir impulsando soluciones innovadoras basadas en la evidencia y que responden a las problemáticas que más limitan el desarrollo de El Salvador. Estoy convencido de que FUSAL seguirá enfrentando de manera proactiva, resiliente y efectiva los retos de la sociedad que cambian constantemente.

Agradezco a todo el equipo de FUSAL que, con entusiasmo, dedicación y compromiso, ha participado de la construcción de una nueva etapa de la organización; a SAHF, aliada incondicional en movilizar ayuda humanitaria para los salvadoreños más desfavorecidos; y por supuesto a todos nuestros amigos y donantes, quienes confian en la capacidad de FUSAL para crear impacto conjunto y que han sido parte esencial del proceso de fortalecimiento y transformación estratégica.

Juntos seguiremos impactando vidas y contribuyendo a crear un país con más y mejores oportunidades para todos los salvadoreños. 


Ricardo Poma
Presidente FUSAL
Calle Circunvalación, Polígono B, No. 5, Urbanización Industrial
Plan de la Laguna, Antiguo Cuscatlán
La Libertad, El Salvador
PBX: (503) 2241-6900
contacto@fusal.org
chevron-up linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram